Eficiencia


Volver Volver al listado de indicadores

2.11. Gasto sanitario publico "Servicios hospitalarios y especializados" vs Estancias ajustadas por casuística. Andalucía y otras Comunidades Autónomas, 2002 y 2008.

2.11. Gasto sanitario publico Servicios hospitalarios y especializados vs Estancias ajustadas por casuística. Andalucía y otras Comunidades Autónomas, 2002 y 2008


Fuente:

Cuenta Satélite del Gasto Sanitario Público – Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
iCMBD – Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Indicadores Clave del Sistema Nacional de Salud – Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Descargar datos:

Descargar datos

En la Estadística de Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la rúbrica funcional "Servicios hospitalarios y especializados" se recogen los gastos derivados tanto de la asistencia prestada en hospitales o centros de especialidades, propios o concertados, como de las estructuras de gestión necesarias para el desarrollo de la actividad. El Gráfico 2.11 muestra la relación del gasto sanitario público derivado de la prestación en este nivel asistencial en relación con la actividad en hospitalización en hospitales públicos, principal componente del gasto.


Como puede observarse en el gráfico, Andalucía presenta en los dos periodos anuales, 2002 y 2008, el mayor gasto sanitario público en la prestación siendo también la que mayor nivel de servicios presta en este nivel asistencial. Desde el punto de vista de la eficiencia en ambos periodos se sitúa prácticamente en la recta de referencia marcada para el año 2002 y el año 2008.


La evolución en el nivel de eficiencia en la producción que presenta Andalucía, comparando ambos periodos, es similar a la de Cataluña reflejándose el cambio en el modelo de prestación en este nivel asistencial en el que se mantienen similares niveles de producción en hospitalización incurriéndose en mayores gastos que reflejarían el incremento de producción en el resto de líneas de prestación de servicios no contempladas, como pueden ser la atención en urgencias, la asistencia en consultas de especialidades, la cirugía ambulatoria, el hospital de día, el uso de tecnologías de diagnóstico y tratamiento ambulatorio e incluso la incorporación de tecnologías de información y comunicación.


Volver Volver al listado de indicadores